Todo por decidir

Artículo publicado por José Alberto León Alonso en El Día el 13/12/15.

En Corporación 5 llevamos más de dieciocho años realizando investigación de mercados a través de nuestra filial SAO, y tenemos nuestra propia metodología para realizar estimaciones electorales. Utilizamos la técnica de agregación de sondeos para reducir los sesgos y errores introducidos por la metodología muestral de cada encuestadora, lo que nos permite reducir la volatibilidad en las predicciones y mejorarlas sustancialmente. Igualmente, para reducir los sesgos sistemáticos de cada encuestadora, ponderamos los datos de acuerdo con el número de encuestados, la cercanía respecto al día de las elecciones y el acierto de la encuestadora en el pasado. Tal y como nos habíamos comprometido, en este artículo realizamos una predicción de los escaños que cada uno de los partidos nacionales obtendría en el Congreso en las próximas elecciones generales. En nuestro actual sistema electoral para el Congreso se eligen 350 diputados en 50 circunscripciones provinciales, de modo que para hacer estimaciones fiables en el número de escaños se deben realizar simulaciones electorales en cada una de las provincias. En las últimas semanas se han publicado los suficientes sondeos provinciales como para poder utilizar la técnica de agregación de encuestas, aunque necesariamente el margen de error provincial o será mayor que el nacional.

Para esta estimación hemos decidido reducir el plazo temporal de las encuestas  a considerar para realizar nuestras estimaciones, dado que la volatilidad de las mismas es enorme durante los últimos meses y sus resultados “envejecen” rápidamente. Por este motivo, incluiremos únicamente las realizadas durante el último mes, ponderando más las más recientes. Así pues, no tiene en cuenta el impacto de la campaña y los debates electorales que, aunque tradicionalmente no tienen un gran efecto sobre el voto, en esta ocasión es muy probable que sea superior. Esta volatilidad obliga a ampliar el margen de predicción de escaños, tal y como se muestra en la tabla adjunta. De acuerdo con nuestras estimaciones, el Partido Popular ganaría las elecciones generales con el 28,5% de los votos, con más de ocho puntos porcentuales de diferencia respecto al segundo partido, el PSOE, que alcanzaría el 20,4% de los votos. Ciudadanos sería el tercero con el 19,8%, a apenas seis décimas del PSOE, una situación de empate técnico real entre ambas fuerzas. Podemos (junto con sus coaliciones regionales) sería la cuarta fuerza política con el 16,8% y Unidad Popular (la coalición de la que forma parte Izquierda Unida) sumaría el 3,7% de los votos. UPyD no obtendría representación parlamentaria. El voto a las distintas confluencias y mareas se lo hemos asignado a Podemos, aunque hay que tener en cuenta que IU participa junto con Podemos (y otros) en las coaliciones electorales en Cataluña y Galicia, así que algunos de los escaños adjudicados a Podemos previsiblemente irían a parar a IU una vez constituido el Congreso. 

En el último mes se observa una consolidación con tendencia al alza en el voto del PP, que gana 0,3 puntos porcentuales desde noviembre; una subida importante, de 3,5 p.p., de Podemos; la continuidad de la tendencia al alza de Ciudadanos, con 1,6 p.p. más; mientras que el PSOE pierde 1,7 p.p., e IU-UP baja 1 punto. Los partidos nacionalistas pierden representación parlamentaria. 

El PP obtendría entre 114 y 137 escaños; el PSOE de 67 a 85; Ciudadanos de 57 a 76 escaños; Podemos entre 42 y 62; e IU entre 1 y 4. Con la tendencia actual del voto a los distintos partidos, de reducir el rango de escaños a adjudicar a cada uno, nos inclinaríamos por asignar entre 124 y 132 al PP, de 67 a 74 al PSOE, de 64 a 71 a Ciudadanos, de 50 a 56 a Podemos y de 2 a 3 a Unidad Popular-IU. Dada la relativa igualdad de votos entre las principales fuerzas políticas, nada menos que unos 45 escaños están “en el aire” en el momento de realizar estas estimaciones, y pueden cambiar de manos por un pequeño número de votos, lo que está dentro del margen de error de cualquier encuesta. Todo queda, pues, por decidir.

El PP ganaría en trece CC.AA., el PSOE en dos (Andalucía y Extremadura), Ciudadanos o Podemos en una (Cataluña) y el PNV en el País Vasco, aunque en Madrid la primacía está reñida entre el PP y Ciudadanos. En Canarias el partido más votado sería el PP y en la provincia de Santa Cruz de Tenerife el PP obtendría 2 escaños, el PSOE y Ciudadanos de 1 a 2, mientras Podemos y Coalición Canaria obtendrían uno cada uno. Es decir, dos partidos (PSOE y Ciudadanos) pugnarían por un escaño, replicando la misma situación que se produce en numerosas provincias. De algo estamos convencidos, la noche electoral será larga y emocionante.