El empleo crece algo más de un 3%

Artículo publicado por José Alberto León Alonso en El Día el 06/12/15.

Los desempleados inscritos en Canarias en el INEM en el mes de noviembre de 2015 ascendieron a 248.639 personas, con un aumento de 1.477 personas respecto al mes anterior y de 16.746 personas respecto a noviembre de 2014. Pese a la importancia mediática que erróneamente se le concede, la estadística de paro registrado no es demasiado relevante para el análisis de coyuntura económica, ya que en la práctica no todos los que demandan trabajo se registran en las oficinas de empleo, pues las agencias públicas de empleo apenas participan en la colocación de desempleados, ni todos los inscritos buscan activamente empleo, pues algunos trabajan en la economía sumergida y otros buscan otra serie de beneficios sociales que obligan a la inscripción. 

La variación en el número de afiliados a la Seguridad Social sí que es relevante para constatar la evolución de nuestro mercado de trabajo. El número de afiliados en el mes de noviembre de 2015 en Canarias aumentó en 4.063 personas en comparación con el mes anterior, y en 23.850 personas si se compara con el mes de noviembre de 2014, alcanzando la cifra de 710.528 afiliados. Es un dato positivo, aunque este trimestre es tradicionalmente bueno para el empleo en Canarias, con el inicio de la temporada alta en el sector turístico y, en diciembre, la campaña navideña en el comercio.

Para evitar los efectos estacionales lo mejor es recurrir a las comparaciones interanuales, esto es, con el mismo mes del año anterior. Si así lo hacemos, se observa que la tasa de crecimiento interanual en el número de afiliados a la seguridad social en nuestro archipiélago se reduce al 3,47%, cuando en octubre esta tasa era del 3,67% y en septiembre del 4,27%. De hecho, la tasa de crecimiento del empleo comienza a decaer desde el pico alcanzado en mayo (4,51%) hasta la actual, aunque sigue siendo una tasa de creación de empleo superior a la española (3,16%), que se mantiene estable. Esta senda decreciente es claramente visible en el gráfico trimestral que acompaña estas líneas.

En el conjunto de España, los cotizantes a la Seguridad Social se han incrementado en 1.620 personas en noviembre. En ese mes los afiliados a la Seguridad Social ascendieron a 17.223.086, un 3,16% más que en el mismo mes del año pasado. En términos desestacionalizados, los que eliminan las distorsiones del calendario laboral, los inscritos en la Seguridad Social aumentan en  59.600 personas respecto al mes anterior. Noviembre es un mes estacionalmente malo para el empleo y la economía a nivel nacional, así que el hecho de que aun así crezcan los afiliados es una buena noticia. De hecho, es el segundo año consecutivo en el que aumenta la afiliación en el mes de noviembre. Con esporádicos datos negativos, parece que el ritmo de creación de empleo se estabiliza entre el 3,16% y el 3,19% interanual, pues ya son cuatro meses consecutivos en los que la afiliación a la Seguridad se incrementa entre esos porcentajes, que no son malos, lo que indica que hemos entrado en una etapa de estabilización de alto ritmo de generación de empleo. En noviembre la tasa de crecimiento interanual crece en la industria, donde pasa de un 2,6% a un 2,7%, y en la agricultura, 1,3% en lugar de 0,7%. Pero se reduce en los servicios desde el 3,4% al 3,3%, y en la construcción, del 4,3% al 4,2%. Cambios menores, todos ellos. Con estos datos, la Seguridad Social ha ganado 527.335 cotizantes en los últimos doce meses. 

Como balance de la legislatura, ahora que se termina, el número de afiliados se ha reducido en 25.444 personas (-0,15%) entre noviembre de 2011 (17.248.530) y el mismo mes de 2015 (17.223.086). Prácticamente los mismos. Eso sí, nuestros estadísticos se aseguran de complicarnos la vida a los analistas de coyuntura económica modificando la metodología de contabilización cada cierto tiempo. En esta legislatura, por ejemplo, se han excluido de las estadísticas de afiliación a los “afiliados dependientes”, esto es, a los cuidadores no profesionales por la prestación de Dependencia (unos 159.000 afiliados que se descontaron en 2012) y a los inactivos agrícolas, unos 78.000, que no cotizan a la Seguridad Social y que ahora están excluidos de las estadísticas y entonces no lo estaban. Así que, en términos homogéneos, podríamos concluir que durante la legislatura se han creado unos 210.000 empleos netos.