A LA ESPERA DE LA EPA

Artículo publicado por José Alberto León en Diario de Avisos el 13/07/14.

El número de afiliados a la Seguridad Social (S.S.) en el mes de junio de 2014 en Canarias aumentó en 1.106 personas en comparación con el mes anterior, y en 21.925 personas si se compara con el mes de junio de 2013, alcanzando la cifra de 664.467 afiliados. Continúan sucediéndose los datos positivos respecto a la creación de empleo, dado que estacionalmente el primer semestre del año suele ser negativo en Canarias, y a pesar de ello se crea empleo.

Tal y como muestra el gráfico, la variación interanual del número de afiliados a la Seguridad Social en Canarias en el segundo trimestre del año sigue una senda ascendente y ha crecido un 3,1% respecto al segundo trimestre del año anterior. Tras el efímero repunte del 2011 y posterior recaída, la afiliación vuelve a estar en tasas interanuales positivas, y éstas son superiores a las de 2011, cuando el máximo crecimiento interanual apenas fue del 0,9%. Estimamos que la tasa de crecimiento interanual seguirá acelerándose al menos hasta el mes de julio, pero podrían comenzar a reducirse tras el verano, pues el incremento en la llegada de turistas comenzó a acelerarse en el otoño pasado y la comparativa no será tan positiva como en la actualidad. Aún así, cerraremos el año 2014 con unos 20.000 afiliados a la seguridad social más que a finales de 2013, de modo que se producirá creación de empleo neta durante este año.

En el conjunto de España, los datos de afiliación son también positivos. En junio de 2014 se registran 56.600 afiliados más a la seguridad social que en el mes anterior y 291.100 más que en el mismo mes del año anterior. ¿Dónde se están creando puestos de trabajo? Los datos de la Seguridad Social muestran que el empleo crece de forma interanual en la hostelería (un 2,6%), en actividades administrativas (1,5%); y en el comercio y los servicios sociosanitarios, que también crecen por encima del 1%. Eso quiere decir que en el primer semestre del año el sistema público de protección social ha recuperado algo más de medio millón de empleos destruidos durante los años de la crisis, y ha crecido un 1,8% respecto al mes de junio de 2013.

Sin embargo, con los datos desestacionalizados en la mano, una vez eliminados los efectos de calendario y estacionales, el número de afiliados en junio en España crece apenas en 8.720 personas respecto al mes anterior, lo que indica que la mayor parte del incremento de afiliados del mes de junio es estacional, así que no hay que lanzar las campanas al vuelo. Se crea empleo, pero el ritmo no resulta suficiente para tirar cohetes.

Ya he mencionado en algún artículo anterior que los datos afiliación y los de ocupados en la Encuesta de Población Activa (EPA), están resultando últimamente algo contradictorios. Con los datos de la EPA del primer trimestre nuestra conclusión era que, pese a los datos favorables de afiliación, estos datos estaban de alguna manera “inflados” por factores estacionales, por los pluriempleados (que la seguridad social contabiliza varias veces) y por la  salida de algunos segmentos de la población de la economía sumergida debido a la reducción del coste de cotización, y que en realidad el empleo llevaba entonces seis meses estabilizado, tras una fase de destrucción de empleo que había durado cinco años.

Así que los datos de afiliados a la Seguridad Social no garantizan ni mucho menos que hayamos comenzado a crear empleo neto, pues podría deberse de nuevo a que este dato estuviese sobredimensionado por esas mismas razones. Así que prudencia en el análisis. Guste o no, los datos sobre el mercado de trabajo pertenecientes a la EPA son más serios, fiables y rigurosos que cualquier otro que tengamos. Sin embargo, dado el vigor en el crecimiento interanual en el número de afiliados (1,8%) creemos que, ahora sí, la economía española comenzó en el segundo trimestre del año 2014 una fase duradera de creación de empleo, aunque lo sabremos con certeza con la próxima EPA que se publica a finales del actual mes de julio. Con los datos actuales, aún no se puede concluir que esa fase haya comenzado ya.