BUEN MES PARA EL EMPLEO

Artículo publicado el 10/11/13 en Diario de Avisos por José Alberto León Alonso.

Los desempleados inscritos en el INEM en el mes de octubre ascendieron a 284.309 personas en Canarias, con un incremento de 237 desempleados respecto al mes anterior y una reducción de 3.511 personas respecto a octubre de 2012. ¿Por qué se trata de un buen mes para el empleo? No es por este dato, pues la estadística de paro registrado no es demasiado relevante para el análisis de coyuntura económica, ya que en la práctica no todos los que demandan trabajo se registran en las oficinas de empleo.

Los desempleados asumen que las agencias de empleo públicas no les facilitarán la búsqueda de empleo y que el registro en el INEM sólo sirve para percibir prestaciones para desempleo, así que realizan la búsqueda de empleo por sus propios medios y no siempre inscriben su demanda de empleo en las agencias. De hecho en Canarias hay más de cien mil desempleados y en España más de un millón que no se inscriben en las agencias de empleo. Pese a la importancia mediática que se le otorga, olvídense del paro registrado si quieren analizar la coyuntura laboral.

Más relevante para el análisis económico es la evolución de los afiliados a la Seguridad Social (S.S.). Y aquí sí que nos encontramos ante un buen dato. En octubre de 2013 la afiliación a la seguridad social (S.S.) en Canarias creció en 6.387 personas cuando se compara con el mes anterior. El número de afiliados no se había incrementado tanto en Canarias en un mes de octubre desde el año 2004, dando muestran del vigor del proceso de creación de empleo que se está produciendo. En Canarias la estacionalidad del empleo es negativa durante los siete primeros meses del año y positiva desde agosto hasta diciembre, así que no es excepcional que el empleo mejore durante estos meses, pero sí la rapidez con la que lo está haciendo. En solo dos meses, entre agosto y octubre, el número de personas trabajando en Canarias ha crecido en 14.200 personas y ya apenas hay 1.142 afiliados menos (-0,2%) que hace un año, cuando a comienzos de 2013 se destruían más de veinte mil empleos en tasa interanual. Tal y como aventurábamos hace unos meses, el año 2013 culminará con más personas trabajando que a finales del año anterior por vez primera desde el inicio de la crisis, convirtiendo a Canarias en la segunda Comunidad Autónoma española, tras Baleares, que comience a crear empleo en tasa interanual.

La coyuntura geopolítica en Egipto favorece la creación de empleo en nuestro archipiélago, pues la temporada turística de invierno en Canarias se presenta histórica. El empuje del sector turístico arrastra al conjunto de la economía y ya incluso el comercio comienza a notar sus efectos. Durante el mes de septiembre de 2013, en Canarias la cifra de negocios en precios constantes en el comercio minorista aumentó un 4,1% en comparación con el mismo mes del año anterior. Es el tercer mes consecutivo que se produce un incremento interanual en la cifra de negocios en Canarias, tras crecer un 2,8% en agosto y un 1,9% en julio, y la tasa de crecimiento se acelera progresivamente. Una bocanada de aire fresco para los comerciantes que han aguantado lo peor de la crisis y que han sufrido de lo lindo.

En el conjunto de España, el mes de octubre se ha cerrado con 87.000 personas más apuntadas en las listas del desempleo, pero la contratación repunta por primera vez desde 2007. La afiliación a la Seguridad Social ha aumentado en 54.000 personas, cuando el año pasado cayó en 73.000. Si se excluye el efecto del calendario, la afiliación sube en 71.000 personas. Todos los sectores excepto la construcción crean empleo y, por primera vez desde el inicio de la crisis, la afiliación crece en términos desestacionalizados durante dos meses consecutivos, e incluso durante tres meses si contamos únicamente a los asalariados o al sector servicios, el más voluminoso de la economía. Además, en el conjunto de España, a diferencia de lo que ocurre en Canarias, septiembre y octubre no son tradicionalmente meses buenos en la creación de empleo, lo que realza que la economía española sea capaz de crear empleo incluso en meses tradicionalmente negativos. Este hecho rompe la tendencia de destrucción de empleo observada durante los últimos cinco años y marca una nueva tendencia hacia la generación de empleo. Eso sí, los ciudadanos de a pie se encuentran aún lejos de percibir esa mejoría. Para eso hará falta que sus allegados en situación de desempleo accedan a un puesto de trabajo, y con un “stock” de 5,9 millones de desempleados tardaremos en llegar al final de ese camino. Al menos hoy hemos comenzado a andarlo.