10 PREDICCIONES PARA 2013

Artículo publicado el 30/12/12 por José Alberto León Alonso en Diario de Avisos.

Con una caída del PIB en torno al 1,4%, una destrucción de alrededor de 650.000 empleos durante el año y casi 5,8 millones de desempleado, 2012 será recordado como el año de la recaída en recesión y el recrudecimiento de la crisis. España comenzó 2012 casi quebrada y con un déficit público rozando el 9,4% del PIB, el segundo mayor de nuestra historia solo por detrás del año 2009.

La prima de riesgo escaló hasta los 632 puntos básicos, nuestro sistema financiero hizo aguas y el euro se tambaleó por las dudas sobre su viabilidad hasta que el presidente del BCE declaró que “el BCE está dispuesto a hacer lo que haga falta para preservar el euro. Y créanme, será suficiente.” El mercado encontró por fin algo de tranquilidad y el Gobierno español aprovechó la tregua concedida para poner en marcha el programa de ajuste más duro de nuestra democracia, y evitar que España pasara a engrosar la lista de países intervenidos por la Unión Europea. El resultado, sin embargo, no ha sido todo lo bueno que se nos había pedido. Es previsible que el déficit acabe alrededor del 7%, en lugar del 6,3% comprometido, y ello sin tener en cuenta las ayudas públicas a la banca que lo elevarán por encima del 8%. Eso sí, el déficit estructural, el que no depende del ciclo económico, se ha reducido un más de cuatro puntos porcentuales, lo que supone un esfuerzo titánico nunca visto en un país desarrollado en los últimos cuarenta años, lo que nos ha permitido recuperar la credibilidad perdida. Nuestro esfuerzo nos ha costado. En suma, finaliza un año 2012 en el que España ha estado más cerca del abismo y la ruina que nunca en los últimos setenta años, pero con la sensación de que lo peor ha pasado.

¿Qué podemos esperar del año 2013? Suele ser un ejercicio recurrente de algunas revistas económicas y bancos de negocios del mundo anglosajón atreverse a predecir una serie de hechos concretos para el año entrante y contrastar al año siguiente el acierto obtenido. Me voy a permitir imitarlos en este artículo, aunque el grado de incertidumbre de la coyuntura económica es mayor que nunca y aconsejaría lo contrario. Así que estas son mis diez predicciones económicas para el año 2013:

1. No habrá rescate para España. Aunque a mediados del 2012, el rescate parecía poco menos que inevitable para nuestro país, lo cierto es que el apoyo del BCE al euro y la progresiva contención de nuestro déficit público lo hacen hoy más improbable que ayer. Al finalizar este año, nuestro sector público ha cubierto con sus necesidades de financiación hasta el mes de marzo de 2013 y, aunque necesitaremos emitir más de 220.000 millones de euros en 2013, cubrirlos será factible, aunque no faltarán momentos complicados.

2. El bono español se convertirá en “basura”. Uno de esos momentos complicados será la previsible bajada de calificación crediticia para España hasta “bono basura” (inversión especulativa) de alguna de las agencias de calificación más importantes. Sin entrar en teorías conspiratorias, lo cierto es que el mundo económico anglosajón parece ver solo el vaso medio vacío en lo que respecta a España, y en algún momento del año el bono español se rebajará a la condición de inversión especulativa, lo que ocasionará no pocos problemas para colocar nuestra deuda. Sin embargo, el grado de influencia de las agencias de calificación se ha reducido a lo largo de la crisis, y creo que lograremos capear el temporal cuando se produzca merced a la mejoría de los datos económicos.

3. La prima de riesgo española bajará de 300 puntos. Como fruto de esa mejoría económica a lo largo del 2013, la prima de riesgo se reducirá a finales de año por debajo de los 300 puntos básicos, desde los alrededor de 400 p.b. actuales, a pesar de que sufrirá incrementos puntuales a lo largo del año.

4. España saldrá de la recesión en el segundo semestre del 2013. En el tercer o cuarto trimestre del año 2013, la economía española dejará de caer y comenzará a crecer de nuevo. Aunque en el conjunto del año el crecimiento medio será negativo, no lo será tanto como auguran la totalidad de los servicios de estudios (-1,5%), ni tan poco como asegura el Gobierno (-0,5%), sino en una cifra aproximadamente a mitad de camino (-1%).

5. España tendrá superávit en la balanza por cuenta corriente. La contracción económica no será tan abultada como se prevé por el excelente comportamiento de nuestro sector exterior. Nuestra balanza de pagos ha alcanzado en 2012 la mejor tasa de cobertura desde el año 1972, cubriendo nuestras exportaciones casi el 87% del importe de nuestras compras al exterior. En 2013 esta mejoría continuará permitiendo que España tenga superávit en cuenta corriente por primera vez desde el año 1998. Estamos consiguiendo ajustar nuestra cuenta corriente sin devaluar nuestra divisa, un hecho sin precedentes en nuestra historia.

6. El número de desempleados en España pasará de 6 millones, desde los casi 5,8 millones de desempleados actuales. A pesar de esta contribución positiva de nuestro sector exterior, el consumo interno seguirá deprimido y continuará la destrucción de empleo. Como muestra la historia económica, la secuencia que se sigue hasta recuperar el empleo tras una crisis suele ser la siguiente: 1º Superávit en la cuenta corriente, que se producirá en 2013; 2º Crecimiento del PIB, que comenzará en el segundo semestre de 2013; y 3º Reducción del desempleo, que se producirá en 2014.

7. El número de desempleados en Canarias pasará de 400.000 personas, desde los 378.000 desempleados actuales. Canaria no será ajena a esta destrucción de empleo a escala nacional, pese a que la economía canaria también comenzará a crecer en el segundo semestre del 2013.

8. El déficit público no bajará del 5,5%. Aunque nuestro objetivo de déficit para el año 2013 es del 4,5% del PIB, el ciclo económico recesivo impedirá que lo cumplamos y no bajará en ningún caso del 5,5% del PIB a finales de año. Sin embargo, la Comisión Europea aplaude el esfuerzo realizado hasta ahora y se ha comprometido a dar más flexibilidad (uno o dos años más) a España para cumplir las metas de déficit y reducirlo al 3%, como España se había comprometido a hacer en 2014.

9. El precio de la vivienda caerá un 15%. El mercado inmobiliario continuará y acelerará su senda de caída y 2013 será el año en el que los precios se reduzcan más (un 15%) desde el inicio de la crisis, alcanzando su mínimo para proceder a su estabilización en esos niveles durante varios años.

10. Se intervendrá por primera vez una Comunidad Autónoma: Cataluña. 2013 verá también cómo se produce la primera intervención de una Comunidad Autónoma en España, por los más que previsibles incumplimientos y enfrentamientos con Cataluña, que se negará a cumplir con los objetivos de déficit.

En resumen, dentro de un año estaremos mejor que hoy, pero solo porque al menos estaremos saliendo del túnel, un final del que ahora solo vislumbramos una pequeña y mortecina luz. ¡Feliz 2013!